miércoles, 10 de febrero de 2010

Clavó agujas a su hijastro para vengarse de su esposa

Un albañil brasileño confesó el domingo que le clavó decenas de agujas a su hijastro de 2 años en un intento por matarlo para vengarse de su esposa, una acción que pensó pasaría inadvertida.

En una entrevista desde la cárcel, la cual fue transmitida por el programa Fantástico de la cadena televisiva Globo, Roberto Carlos Magalhaes dijo que mezcló agua con vino para drogar al niño antes de que él y su amante lo sostuvieran y le clavaran las agujas de coser.

''Hice esto dos o tres veces por semana durante un mes'', afirmó Magalhaes, de 30 años.

El niño estaba demasiado embriagado por la mezcla de vino como para llorar mientras él le insertaba las agujas, agregó, pero sintió el dolor después de que le pasó el efecto del alcohol.

''Fue realmente un sufrimiento inaguantable'', indicó.

''Fue para vengarme de la madre del niño. Pensé que las agujas iban a abrirse paso a través de su cuerpo e iban a matar al niño. Era una manera de matar a alguien sin que nadie lo descubriera''.

Pero el dolor llevó al pequeño a quejarse ante su mamá, una empleada doméstica, y el 10 de diciembre la mujer lo llevó a un hospital, donde placas radiográficas revelaron que tenía 30 agujas almacenadas en todo su cuerpo.

El niño fue sometido el viernes a una operación de cinco horas en la ciudad nororiental de Salvador a fin de retirarle cuatro agujas oxidadas que eran las que más amenazaban su vida, ya que estaban cerca de su corazón y sus pulmones.

Los médicos dijeron el domingo que el niño se recupera satisfactoriamente y que será sometido a otras dos operaciones quirúrgicas, la primera no antes del miércoles, para extraele agujas de cinco centímetros (dos pulgadas) de largo de su abdomen y de su espina dorsal.

Suzy Moreno, portavoz del Hospital Ana Nery, dijo que cientos de personas de todo Brasil se han puesto en contacto con la institución para informarse del estado del pequeño.

''Muchas personas le han traído regalos de Navidad al niño'', dijo Moreno. ''Muchas personas también están llamándonos para expresar su indignación sobre el caso. El apoyo ha sido increíble''.

Junto con Magalhaes, la policía cree que su amante, Angelina Ribeiro dos Santos, también trataba de vengarse de la esposa.

El albañil le dijo a los detectives que dos Santos entraba en trance y le daba órdenes de insertar las agujas, dijo el inspector de policía Helder Fernandes Santana.

Magalhaes y dos Santos fueron arrestados, aunque hasta el domingo no se había presentado ningún cargo en su contra.

Ambos fueron llevados a un lugar no revelado para su propia protección, después que una turba arrojó piedras al cuartel de policía donde creía que estaban detenidos.

No se cree que dos Santos pertenezca a ningún culto o grupo religioso, y las autoridades creen que la pareja inventó la idea.

No se ha revelado el nombre del niño por tratarse de un menor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal