lunes, 22 de febrero de 2010

Un niño de 12 años y 115 kilos maltrata a su familia

Samira es una mujer marroquí que lleva quince años residiendo en la localidad pacense de Villanueva de la Serena, donde en el último año se ha visto en la situación de denunciar ante la policía a su propio hijo, de tan sólo 12 años de edad y con un peso cercano a los 115 kilos, por los "maltratos" que él joven ha causado en "numerosas ocasiones" a sus familiares.

Así lo aseguró a Europa Press esta mujer, desesperada porque como asegura, sus dos hijas y su nieta están padeciendo un auténtico "infierno" desde que su hijo, al que se le ha diagnosticado trastorno de conducta, protagoniza capítulos agresivos, en los que "maltrata" y amenaza tanto a sus hermanas como a su progenitora, lamentó Samira. "Es como si estuviéramos viviendo un infierno o en una casa de terror", señaló.

Asegura que pese a denunciar ante "la policía, el juzgado, la fiscalía --de menores--" y comunicar a los servicios sociales las lesiones y amenazas propiciadas por su hijo en el ámbito familiar, siempre le responden que "no se puede hacer nada" por tratarse de un menor, según censuró.

"Estoy pidiendo ayuda para que alguien me eche una mano y recuperar a mi hijo", repitió esta madre que trata de recuperar a su hijo "física y mentalmente". "No quiero perderlo, quiero salvarlo", sentencia.

Amenaza con autolesionarse

Para Samira es muy difícil contener a su hijo cuando demuestra comportamientos violentos, dada la envergadura y la fuerza que tiene, ya que su hijo pesa 115 kilos y se muestra "agresivo" por problemas de conducta, por lo que teme por su integridad física y la de sus otros familiares.

Además, la madre sufre por la integridad del menor, ya que, éste también ha intentado autolesionarse en alguna ocasión e incluso amenaza con "suicidarse" y "tirarse por el balcón" del quinto piso en el que habitan. "Me pega, rompe puerta, insulta y cosas así", describió Samira.

La madre quiere hacer pública su denuncia desde que el pasado día 6 de febrero el niño pegó a su hermana e intentó "clavarle un cuchillo grande" con el que también intentó herirse él mismo, lamentó, al tiempo que indicó que están "sufriendo mucho" con esta terrible situación.

Por ello, y ante la impotencia que sienten por no poder contener al menor, que desde hace un año está en tratamiento psiquiátrico tras recurrir a un especialista que trata este tipo de trastornos en Badajoz, solicita "ayuda" para que internen a su hijo.

La mujer solicita un lugar "donde lo eduquen bien y lo traten educadores y psicólogos" para que "cambie su comportamiento". "Quiero recuperar a mi hijo, quiero salvarlo y no echarlo de casa; es mi hijo, sea bueno o malo", imploró Samira.

Asimismo, realizó un llamamiento a "las madres maltratadas por hijos" para intentar formar una asociación y pedir "que haya una justicia que proteja" a las madres que padecen su misma situación. "Hay más madres como yo o peor que yo", precisó, tras criticar que se internara en el psiquiátrico de Mérida a su hijo, la pasada semana tras su última agresión.

"El manicomio no es lugar para un menor", sentenció. Por su parte, desde los servicios sociales del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, prefirieron no realizar declaraciones sobre este tema.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal