viernes, 19 de febrero de 2010

Las abuelas narcotraficantes se ponen de moda en Chile

Unas 16 personas entre los 60 y 80 años, en su mayoría mujeres, han sido detenidas en lo que va del año en Santiago, al descubrirse que eran contratadas por narcotraficantes como distribuidoras de droga en sus respectivas localidades, y así evitar las sospechas de la Policía.

La mayoría vive en zonas oprimidas de la ciudad. Al ser descubiertas, no se oponen a su detención y, al ser procesadas por la justicia, prometen no volver a delinquir, algo que la
mayoría cumple, dijo al diario El Mercurio el jefe del Departemento de Inteligencia de Antinarcóticos, Claudio Salazar.

"Quienes financian las operaciones contratan a los adultos mayores porque éstos no corresponden a los estándares policiales que caracterizan a un delincuente y porque cuentan con el apoyo de sus vecinos", comentó.

"En lo poco que va de este año hemos atrapado a 16 personas de la tercera edad, por tráfico o microtráfico", añadió Salazar.

Entre las detenidas figuran Las abuelitas de Providencia (nombre de la comuna en la que viven), como denominó la Policía a dos amigas de 72 y 79 años que compartían una casa y a las que se les halló 2 kilos de cocaína y 38 millones de pesos (unos 80.000 dólares).

La mayoría de ellas, dice la Policía, no tiene antecedentes judiciales y los narcotraficantes aprovechan que son personas sin una buena pensión, jubilados o que no tienen posibilidades de conseguir un trabajo debido a su edad.

"El tráfico de drogas los ayuda a salir de la pobreza y a tener recursos para vivir. Los vecinos no los denuncian porque saben que los dejarían en situaciones precarias", añade el oficial Salazar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal