martes, 21 de diciembre de 2010

Una empresa obliga a sus empleadas a llevar una pulsera roja cuando tienen la regla

Una empresa noruega ha llevado al límite el control sobre sus empleadas, a las que obliga a llevar una pulsera roja cuando tienen la menstruación para controlar y justificar las veces que van al servicio y medir así la productividad de las mismas, según publica el Daily Mail.

Sin embargo, parece que el control sobre las visitas que realizan los trabajadores noruegos al aseo no es exclusivo de esta compañía. Un sindicato de ese país ha denunciado que el 66% de los empresarios utiliza una tarjeta electrónica para vigilar el tiempo que sus empleados pasan en el baño.

Este informe, presentado ante el defensor del pueblo noruego, Bjorn Erik Thon, incluye otras sorprendentes medidas adoptadas por varias empresas del país nórdico, como la de colocar cámaras en la entrada de los servicios u obligar a los empleados a firmar un libro de registro cada vez que dejan su puesto de trabajo para aliviar sus necesidades fisiológicas.

Thon asegura que estos "casos extremos" de vigilancia "violan la privacidad y resultan insultantes para los afectados". "Hemos recibido varias quejas sobre excesiva supervisión en el lugar de trabajo, así que vamos a estudiar las normas sobre el empleo y la privacidad el próximo año", concluye.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal