lunes, 6 de septiembre de 2010

Un Fernet le salvó la vida


Un joven de 25 años compró una botella de Fernet y la guardó dentro del abrigo para no caminar con ella en la mano. En el camino se cruzó con un encapuchado que empezó a disparar sin motivo aparente. Una de las balas fue directo al corazón del joven, pero tuvo suerte: la bala pegó en la botella y se desvió. El joven sólo sufrió una herida leve en un pulmón. En el Hospital Central de Guaymallén, en la provincia de Mendoza, lo sometieron a una cirugía. Los médicos informaron que está fuera de peligro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal