viernes, 2 de julio de 2010

Intentó robar en la casa de un jubilado y terminó con la cara deformada

Un hombre entró a la casa de un matrimonio de jubilados para robarles a punta de cuchillo, pero sus planes sufrieron un Knock Out.


Antes y después


Cuando Gregory McCalium, de 23 años, entró a la casa de sus vecinos para robar a punta de cuchillo todo lo que hubiera en su interior, no contaba con que pudiera encontrar resistencia alguna.

Sin embargo, lejos de lograr reducir a un tembloroso anciano y su mujer, el joven se encontró con un todavía vigoroso ex campeón de boxeo dispuesto a dar batalla, según publicó el sitio Daily Mail.

El resultado quedó reflejado en la foto que la policía de Botley, en la región inglesa de Oxford, le sacó apenas llegó a la estación después de ser arrestado. Según los expertos, el muchacho parecía ser la víctima de un accidente de tránsito.

McCalium recibió dos golpes certeros en la cara de parte de su vecino, Frank Corti, de 72 años, quien fuera campeón juvenil de boxeo durante su adolescencia. Después, el hombre lo ató y llamó a la policía.

Su acción, netamente en defensa propia, es catalogada por la ley del Reino Unido como “arresto por parte de un ciudadano”. El juez de la causa defendió su accionar diciendo que McCalium recibió “lo que se merecía”.

Al parecer, los vecinos tenían una disputa previa, que seguía aumentando los niveles de tensión entre ellos. La misma noche del ataque, McCalium había estado en su casa con amigos. De hecho, cuando la policía local fue a su casa a raíz de unas denuncias por ruidos molestos, encontraron a McCailum blandiendo una espada de madera.

Después, a las 8 de la mañana, el joven, barman de profesión, decidió entrar a la casa de Frank y Margaret Corti, alcoholizado y con un cuchillo, listo para atacar al matrimonio y robar sus pertenencias. Pero con sus reflejos reducidos por el alcohol, el joven no tuvo oportunidad de esquivar el golpe de su supuesta víctima.

“Si no podés defender lo que es tuyo, ¿en dónde estamos?” declaró Corti a la Justicia británica. “La mayoría de las personas hubieran actuado de la misma manera”, aseguró.

Ahora, McCalium tendrá que pasar 4 años y medio en la cárcel por asalto, ya que el juez de la causa le admitió que “obtuvo lo que se merecía por entrar a una propiedad con un arma” e intentar atacar a sus vecinos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal