domingo, 14 de marzo de 2010

La llegada de Obama a la Casa Blanca dispara la venta de armas en EE UU

El Supremo confirma que el derecho a llevar pistolas es constitucional y no puede ser limitado en nombre de la seguridad pública. La Corte quiere acabar con las restricciones en algunos estados.

Tomar café armado es un derecho amparado por la Constitución en Estados Unidos. Tras la libertad de expresión, la segunda enmienda de la Carta Magna reconoce a los ciudadanos el derecho a “adquirir, poseer, coleccionar, exhibir, transportar, llevar consigo, vender y disfrutar del derecho de usar armas”, y el Tribunal Supremo estadounidense está dispuesto a defenderlo hasta las últimas consecuencias, aún incluso posicionándose en contra del presidente del Gobierno, Barack Obama. El máximo organismo judicial se ha mostrado esta semana decidido a acabar con las limitaciones a la posesión de armas que existen en algunos estados del país.

El debate lo ha avivado la conocida cadena de cafeterías Starbucks, que permite el acceso a sus clientes luciendo pistolas al más puro estilo del lejano Oeste. Los grupos antibelicistas no han tardado en mostrar su descontento y han presentado más de 28.000 firmas en las que se pide a Starbucks que ofrezca “tazas de expreso, no balazos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal