jueves, 4 de marzo de 2010

Escándalo en la India por una imagen que retrata a Cristo bebiendo y fumando


Un nuevo escándalo en torno a imágenes de Cristo se produjo en el estado de Megalaya, en la India, en donde el 70% de la población es de religión cristiana.

Se trata de una imágen de Jesucristo, que en una mano sostiene un cigarrillo y en la otra una lata de cerveza. La polémica figura fue publicada por la editorial, Skyline Publications, radicada en Nueva Delhi en un libro de texto que utilizan algunas escuelas privadas para enseñar caligrafía y contiene fotos e imágenes de personalidades célebres.

Según publica el diario español El Mundo, el ministro de educación indio, Ampareen Lyngdoh, se mostró partidario de emprender acciones legales contra la editorial.

El dibujo representando a Jesucristo servía para ilustrar una página de palabras que comienzan con 'i', y como pie de foto de la ilustración aparecía la palabra "ídolo". Según la editorial, la representación de un Cristo bebiendo alcohol y fumando fue sacada de Internet e incluida por error en la publicación, pero en ningún momento se pretendió herir la sensibilidad de grupos religiosos.

La Iglesia católica india ha prohibido el uso de cualquier libro editado por Skyline Publications en ninguna de sus escuelas, y el arzobispo de Shillong, del que depende la diócesis de Megalaya, se mostró escandalizado por "la imagen que se puede dar a los jóvenes de alguien como Jesucristo".

Por otro lado, en la ciudad de Batala, en el estado del Punjab, una imagen similar con un Jesucristo fumando y comiendo un muslo de pollo ha provocado disturbios entre la población. Varios pósters con dicha imagen fueron distribuidos en esta población situada a unos 500 kilómetros de Nueva Delhi, lo que provocó la ira de la población cristiana de la zona.

En Batala viven miles de cristianos y hay varias escuelas católicas que han pedido una investigación para identificar a los provocadores. Un grupo de manifestantes obligó ayer a cerrar los comercios de la ciudad y las autoridades han pedido al Gobierno refuerzos para hacer respetar el toque de queda, decretado hasta nueva orden.

En la India hay unos 25 millones de cristianos distribuidos por todo el país, aunque en regiones como Megalaya, en el nordeste, o Kerala, en el sur, es donde representan un porcentaje más significativo. En Orissa, otra de las regiones donde la población cristiana es importante, más de cien personas perdieron la vida, según organizaciones cristianas, durante los disturbios religiosos que tuvieron lugar en el distrito de Kandhamal. Miles de casas, cientos de iglesias y un orfanato fueron incendiados y cerca de 50.000 personas tuvieron que abandonar sus casas debido a la violencia.

1 comentarios:

A las 8 de marzo de 2010, 6:47 , Blogger Rumpeltzinky ha dicho...

¡Que nota!
si lo que querían era provocar ... lo hicieron muy bien, ojalá no termine en sangre.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal