lunes, 14 de diciembre de 2009

Prohíben montar en ascensor a un perro... ¡por gordo!

Tobías es un mastín inglés que con tan sólo 15 meses pesa ya 87 kilos. Este perro que vive junto a su dueña en la ciudad italiana de Milán tendrá que decir adiós al ascensor de su comunidad por pesar demasiado y deberá subir 'a pata' cinco pisos hasta llegar a su casa.


"Demasiado gordo", según el administrador del edificio, quien asegura que el perro no puede subir en ascensor las cinco plantas necesarias para llegar a su casa.

La Asociación Italiana para la Defensa de los Animales y el Ambiente (Aidaa) ha recogido la queja de la propietaria de Tobías y lo ha publicado en su web. "Tobías es un perro buenísimo y nunca ha dado problemas a la comunidad", asegura su dueña.

El Tribunal de los animales de Aidaa apoya al perro y asegura que Tobías "es muy vago y no subiría cinco plantas a pata, ni muerto".

De este modo, el Tribunal de Aidaa ha emitido una sentencia de conciliación con la cual se "impone a la comunidad que dejen usar el ascensor a Tobías", visto que "su peso está en conformidad con el límite máximo previsto, de 250 kilos, para el transporte en ascensor".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal