domingo, 12 de octubre de 2008

La desgracia de ser albino en Tanzania

El albinismo es una condición genética en la que hay una ausencia congénita de pigmentación de ojos, piel y pelo en los seres humanos y animales.

En los humanos afectados se caracteriza por tener el pelo rubio, ojos azules y piel blanca.

También aparece en los vegetales, donde faltan otros compuestos como los carotenos. Es hereditario; aparece con la combinación de los dos padres portadores del gen recesivo.


Ser albino en Tanzania te puede costar la vida: en los últimos meses docenas de ellos han sido asesinados y partes de sus cuerpos acaban en un macabro contrabando alimentado por el fetichismo y la superstición.


Es una tenebrosa costumbre en Tanzania, donde también se da el asesinato de ancianas por supuestas brujerías o el contrabando de piel humana.


La falta de pigmentación en la piel que tienen los albinos es un estigma en muchos países de África. Con frecuencia son acusados de brujería y sufren el repudio de sus comunidades y de sus familiares.


Pero en Tanzania no es un problema de sospechas de brujería, sino de algo más tétrico. "Lo que buscan sus asesinos son partes de sus cuerpos", como dedos, órganos sexuales, lenguas y pelo, sostiene el jefe de la Policía, Said Mwena.


En Tanzania, un país de 39 millones de habitantes, se estima que hay cerca de 270.000 albinos. Desde finales de marzo, quince de ellos han sido asesinados y mutilados. Según Mwena, aparte de los asesinatos ya confirmados, hay otros dos albinos con paradero desconocido.



El asesinato de albinos es un crimen asociado a la minería, una actividad clave en Tanzania, donde hay importantes yacimientos de diamantes, esmeraldas, rubíes y zafiros. También es el tercer productor continental de oro, después de Sudáfrica y Ghana. Se piensa que los centros mineros son el mercado habitual para este contrabando de órganos de albinos, y las autoridades creen que los mineros de pequeña escala son los principales compradores.

Todo porque, según ciertas supersticiones, las partes de los albinos dan buena suerte, ya sea para librarse de morir en los yacimientos o para encontrar las mejores vetas.


El presidente de la Asociación de Albinos de Tanzani, Ernest Kimanya, ha pedido dos cosas al Gobierno: parar los brutales asesinatos y elaborar un censo de estas personas. "Somos vulnerables y en extremo carentes de seguridad", dice Kimanya.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal