lunes, 8 de septiembre de 2008

Bodies, la muerte hecha arte

Mas que arte, es ciencia hecha espectáculo. 11 cuerpos humanos completos más 260 órganos, todos ellos tan reales como inertes. La exposición Bodies es avalada por los más de 3 millones de personas que ya la han visitado en distintas ciudades del mundo. Una expectación comprensible por el carácter insólito de la muestra, que permite al visitante algo tan sorprendente como conocer qué es lo que tenemos las personas debajo de la piel observando cuerpos reales. Cuerpos que algún día fueron personas y que hoy son maniquíes involuntarios sometidos a un complejo proceso de preservación..

Y es que la materia prima de Bodies procede de ciudadanos chinos que fallecieron por causas naturales y cuyos restos no fueron reclamados por nadie al carecer de familia conocida. Así que lo que se expone son, al fin y al cabo, cadáveres disecados y diseccionados, por lo cual es difícil obviar el componente transversal que la muerte juega en la muestra. Pero más allá de este aspecto, lo cierto es que la exposición posee un potente carácter didáctico para los vivos..

Bodies supone una lección de anatomía pura de la que poder extraer interesantes conocimientos sobre la estructura y el funcionamiento del más complejo sistema conocido por el hombre: su cuerpo..
Pero además, la muestra tiene también un carácter práctico ya que pretende mostrar las nefastas consecuencias que tienen para el cuerpo aspectos como el sobrepeso o el fumar, induciendo así al visitante a que practique hábitos de vida más saludables. Asegurado el impacto para todo aquel que contemple la muestra, nada mejor que extraer también de ella una lección y no acabar protagonizándola..























0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal