sábado, 2 de mayo de 2009

Guarda el esperma de su hijo muerto

El amor de Marissa Evans hacia su hijo Nikolas ha traspasado todas las barreras imaginables. Tanto es así, que ha conseguido que un juez estadounidense le permita recolectar el esperma de su hijo muerto para cumplir el deseo de Nikolas de tener descendencia.




Nikolas Colton Evans murió el pasado domingo a los 21 años. Lo hizo en un hospital de Brackenridge, en Austin, a causa de los golpes sufridos durante una pelea en un bar.Según su madre, Marissa, Nikolas quería tener hijos y ya tenía elegidos sus nombres: Hunter, Tod y Van. Al menos, eso es lo que le dijo a la prensa local. Ahora, un juez permite que recoja su esperma y cumpla el sueño de ambos. "Quiero que siga vivo, quiero conservar algo de él", dijo Marissa.Antes de desconectar a Nikolas, le extrajeron el esperma necesario. Ahora sólo falta saber si logra conseguir óvulos y una madre de alquiler...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal