jueves, 19 de febrero de 2009

Tatuaje extremo

Hay gente que hace realidad sus sueños, pero acaban conviertiendose en pesadillas. Es el caso de este estúpido, que se implantó silicona en la pierna para dar volumen a su cutre tatuaje y al final tuvo que quitárselo. Al parecer el dolor es tremendo y el peligro de infección bastante alto.






0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal