domingo, 26 de octubre de 2008

El meteorito mas grande sobre la superficie terrestre


El meteorito Hoba, también conocido como Hoba Oeste, es el meteorito más pesado y la masa natural de hierro más grande que se conozca sobre la superficie de la tierra. El meteorito, nombrado por la granja Hoba Oeste, cerca de Grootfontein, Namibia, donde fue descubierto en 1920. No ha sido movido desde que aterrizó hace 80.000 años. El descubrimiento del Hoba fue afortunado, ya que no dejó un cráter u otro signo de impacto; evidentemente, la atmósfera terrestre desaceleró el cuerpo de hierro de 66 toneladas, haciendo que caiga a velocidad terminal. A esta velocidad, el meteorito permaneció basicamente intacto, y el impacto de baja energía con la superficie causó poca excavación.


Características

Tamaño


El meteorito Hoba es un cuerpo de metal tabloide, que mide 2,7 metros por 2,7 m por 0,9 m de altura. Su masa, en 1920, fue estimada en 60 toneladas. La erosión, los estudios científicos y el vandalismo hicieron mella sobre los años y el meteorito se degradó hasta sobre apenas las 60 toneladas. Esto llevó al gobierno de Namibia (entonces África del Sudoeste Alemana) a declarar al meterito Hoba un Monumento Nacional en marzo de 1955, con el objetivo de detener el deterioro futuro.

El meteorito es inusualmente plano en sus dos superficies mayores, y posiblemente esto haya hecho que rebote sobre la superficie de la tierra de la misma manera que una piedra plana rebota sobre el agua al hacer epostracismo.


Composición

Está compuesto de hierro en un 84% y alrededor de 16% de níquel, con algunas señas de cobalto. Hay incrustaciones de hidróxido de hierro en algunas partes de la superficie. En términos científicos, el meteorito se clasifica como una ataxita (meteoríto de hierro con altas cantidades de níquel).


Historia

El meteorito Hoba fue descubierto por el dueño de la granja Hoba Oeste y fue identificado y descrito poco después por el científico J. Brits. Su reporte original de 1920 puede ser visto en el Museo Grootfontein en Namibia. Se dice que el dueño de la tierra se topó con el gigantesco meteorito mientras removía la tierra con un buey. Mientras realizaba esta tarea, el granjero escuchó un fuerte rasguido metálico antes de que su arado se parase.

En 1985 la companía minera Rössing llevó a cabo investigaciones y proveyó de fondos al gobierno namibio para aumentar la protección contra el vandalismo. El dueño de la granja Hoba Oeste donó el meteorito y el sitio donde se encuentra al Estado por "motivos educativos" en 1987. Más tarde ese año, el gobierno abrió un centro turístico en el lugar. Como resultado de estos desarrollos, el vandalismo ha cesado. Es visitado por miles de turistas cada año.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal