viernes, 2 de septiembre de 2011

Mujer que quería ser la más gorda del mundo rompió con pareja y se pone a dieta

La estadounidense Donna Simpson decidió dejar de ser la mujer más gorda del mundo y, por eso, se someterá a una dieta rigurosa aconsejada por sus médicos. Además, contó que cerrará su página web y abrirá en su reemplazo un blog en el que las personas podrán seguir los progresos de con su nueva vida.

La robusta madre, de 44 años, gana 90 mil dólares al año por dejar que la vean comer, dinero que ya no recibirá si baja de peso pero eso a ella no le interesa. La decisión la habría tomado tras la ruptura con su pareja Philippe Gouamba; además los doctores le dieron un ultimátum: “O adelgaza o morirá”.

Simpson que actualmente sobrepasa los 270 kilos reveló que su ex pareja le pidió que dejara el reto de convertirse en la mujer más gorda del mundo, para lo cual comía 15 mil calorías diarias delante de sus fans. Sin embargo, contó que Philippe tiene obsesión por las mujeres “entradas en carne”.

“No ha sido una decisión fácil. Mi pareja se ha separado de mí y me he llevado a mis hijos a Ohio (...) La salud y el bienestar de mi familia siempre ha sido mi prioridad y fueron muy bien atendidos por mi ex” sostuvo Donna al diario británico Daily Mail.

Por tal, precisó que ahora tiene la responsabilidad de cuidar de sus hijos. “Tengo que cambiar drásticamente mi vida. Se puede engordar cuando tienes una pareja a tu lado que te ayude. Es una decisión entre adultos. Pero no puedo exigir a mis hijos que hagan lo mismo. Tengo que perder el peso suficiente como para poder hacer las cosas por mí misma”, resaltó.

1 comentarios:

A las 3 de septiembre de 2011, 10:44 , Blogger noveldaytantos ha dicho...

Si no está gorda, que sois todos unos exagerados.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal