viernes, 6 de marzo de 2009

Algunas cosas las carga el diablo

Esta historia leaocurrió a un adolescente inglés durante una acampada con el instituto. No se sabe muy bien que estaba haciendo la criaturita con un aerosol para asmaticos, supongo que seria suyo, o tal vez estaban acosando a un pobre chaval asmatico y le robaron el aerosol, el caso es que el aerosol le exploto cerca de la cara, provocando una llamarada que le causó quemaduras serias en mano y cara. La preocupación de los medicos seria las señales que le quedarian en la cara para el resto de su vida. Pero no ocurrió esto. En varias semanas, su cara se recuperó, desapareciendole además todas las pecas de la cara.

Antes del incidente

Consecuencias del incidente



Una vez recuperado y sin pecas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal